

Inicio

a

categorias



Buscar



Razas



Blog

¡Cuidado! Estos alimentos son veneno para tu gato y podrían causarle la muerte
23 de mayo de 2022

Alimentos prohibidos para tu gatito. 

¿Tienes un minino en casa y piensas que cualquier cosa que puedas comer, también es apta para él? ¡Detente ahí! No cometas el error de pensar que los gatos pueden comer de todo, porque hay ciertos alimentos que pueden ser fatales para ellos. ¡Descubre cuáles son estos alimentos prohibidos y evita que tu amigo felino tenga un desastroso viaje al veterinario!

El aguacate

¿Te encanta el aguacate y piensas que tu gato también debería disfrutar de sus beneficios? ¡Cuidado! A pesar de que esta fruta es rica en grasas saludables y vitaminas para los humanos, es altamente tóxica para los gatos. La persina, un ácido graso presente en el aguacate, puede causar estragos en el sistema digestivo y respiratorio de tu amigo felino, provocándole dolor, diarrea, vómitos e incluso insuficiencia respiratoria. ¡Así que mejor deja que tu gato disfrute de su propia comida segura y deja el aguacate para ti!

El chocolate.

¡Atención amantes del chocolate! ¿Sabías que esta deliciosa golosina puede ser fatal para tu amigo felino? Los gatos no son capaces de metabolizar la teobromina que contiene el chocolate, y cuanto más concentrado esté, más peligroso será para ellos. La teobromina se encuentra en los granos del cacao y puede provocar dolor intenso, vómitos, diarrea, angustia y cambios en el comportamiento de tu gatito. ¡Cuida de tu amigo peludo y mantén el chocolate fuera de su alcance! Y si tienes niños pequeños en casa, asegúrate de educarlos sobre la importancia de no compartir sus dulces con las mascotas.

Dulces 

Si bien es cierto que a nuestros gatos les encanta un buen dulce, debemos tener en cuenta que el azúcar puede ser muy peligroso para ellos. Los animales no metabolizan los alimentos de la misma manera que los humanos, y el consumo excesivo de azúcar puede provocar insuficiencia hepática en tu amigo felino. Así que, aunque te pidan a gritos un pedacito de tu pastel o de tu helado favorito, recuerda que es mejor mantener a tu gatito alejado de los dulces y siempre consultar con un veterinario antes de introducir nuevos alimentos en su dieta.

Alimentos salados. 

¡Cuidado con la sal en la alimentación de tu gato! Los alimentos salados pueden ser muy perjudiciales para su salud, ya que el exceso de sal puede provocarle problemas en el sistema renal, así como deshidratación y otros malestares.

Es importante recordar que los gatos tienen un umbral de tolerancia mucho menor que los seres humanos para la ingesta de sal, por lo que debemos evitar darles cualquier tipo de comida que contenga niveles elevados de sodio. Por ejemplo, alimentos procesados, carnes frías, comida para humanos, entre otros, pueden tener altos niveles de sal y resultar tóxicos para los felinos.

Además, el consumo excesivo de sal puede llevar a que los gatos beban más agua de la necesaria, lo que puede causar problemas en su tracto urinario, e incluso derivar en infecciones.

Leche 

¿Creías que los gatos siempre disfrutan de un platito de leche como en las películas? ¡Pues no! En realidad, la leche y todos sus derivados son alimentos tóxicos para los gatos fuera del periodo de lactancia, les provoca intolerancia y su cuerpo no puede digerirlos adecuadamente.

Es cierto que los gatitos lactantes necesitan la leche de su madre para crecer sanos y fuertes, pero a medida que crecen, su capacidad para digerir la lactosa disminuye y su cuerpo deja de producir la enzima necesaria para descomponerla.

Darles leche a los gatos adultos puede provocarles diarrea, vómitos y cólicos, síntomas similares a los que padecen los humanos intolerantes a la lactosa. Así que si quieres cuidar la salud de tu gatito, mejor opta por darle agua fresca y un alimento adecuado para su especie.

Bebidas alcohólicas.

Aunque parezca divertido ver a tu minino lamer un poco de cerveza o vino, cualquier bebida que contenga alcohol es tóxica para ellos. Los gatos son mucho más pequeños que los humanos, lo que significa que incluso una pequeña cantidad de alcohol puede ser letal para ellos. Además, los productos fermentados, como la cerveza o el vino, pueden causar diarrea, vómitos, depresión del sistema nervioso central e incluso coma en nuestros amigos felinos. ¡No arriesgues la vida de tu gato por una broma! Mantén cualquier bebida alcohólica fuera de su alcance.

Alimentos con espinas o huesos.

Los alimentos con espinas o huesos son un peligro para los gatos, ya que pueden causarles daños graves en el sistema digestivo. Las espinas y los huesos pueden clavarse en el esófago o en los intestinos, lo que puede provocar heridas internas y hemorragias. Además, si se da al gato comida cruda con huesos, hay un mayor riesgo de que se astillen y causen lesiones aún más graves. Por eso, es importante siempre retirar los huesos y espinas de los alimentos antes de dárselos a tu gato. Si quieres darle un hueso para roer, asegúrate de que sea específico para gatos y que no se astille fácilmente.

Uvas, pasas y similares.

¿Sabías que las uvas, las pasas y otros frutos similares son altamente tóxicos para nuestros amigos felinos? Aunque no se sabe con certeza cuál es el componente responsable de esta toxicidad, se ha demostrado que su ingesta puede provocar fallos renales graves en los gatos, llegando incluso a ser letal en algunos casos.

Es importante tener en cuenta que incluso una pequeña cantidad de estas frutas puede ser perjudicial para nuestros mininos, por lo que debemos evitar incluirlas en su dieta en cualquier forma, ya sea frescas, secas o en alimentos preparados. Recuerda que la salud de tu mascota depende de ti, ¡así que mejor opta por otras alternativas seguras y saludables!

Cítricos.

Los cítricos contienen ácido cítrico y aceites esenciales que pueden provocar irritación en el tracto digestivo de nuestro gato, causando dolor abdominal, cólicos, vómitos y diarrea. Además, los gatos no tienen la capacidad de metabolizar los aceites esenciales que se encuentran en los cítricos, lo que puede provocar un mayor riesgo de toxicidad. Por lo tanto, es importante evitar dar cualquier tipo de cítrico a nuestro gato para evitar problemas de salud.

Comida de perros.

Es cierto que en hogares donde conviven perros y gatos, es común ver a los gatos comer el pienso de perro. Sin embargo, es importante destacar que la comida para perros no está diseñada para satisfacer las necesidades nutricionales de los gatos. Los gatos son animales carnívoros y necesitan una dieta rica en proteínas animales para mantener una buena salud. Por otro lado, el pienso para perros contiene menos proteínas animales y más carbohidratos, lo que puede llevar a una falta de nutrientes esenciales para el gato.

Es vital que los dueños de mascotas comprendan que los perros y los gatos tienen necesidades alimentarias diferentes y proporcionen a cada uno el alimento adecuado para su especie. Dar a un gato comida de perro puede ocasionar una serie de problemas de salud a largo plazo, incluyendo problemas de piel, problemas digestivos, problemas dentales y de peso. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente comprar comida para gatos y no alimentarlos con comida de perros.

Ser responsable y cuidadoso. 

Recuerda ser un dueño responsable y cuidadoso, prestando atención a lo que come tu gato y asegurándote de que tenga una alimentación equilibrada y adecuada para su especie. No escatimes en gastos cuando se trata de su salud y bienestar. Asegúrate de darles alimentos seguros y nutritivos, y evita aquellos que puedan ser dañinos para ellos.

Comparte esta información con otros dueños de gatos y ayúdanos a crear conciencia sobre la importancia de cuidar adecuadamente a nuestras mascotas. Juntos podemos asegurarnos de que nuestros amigos felinos tengan una vida saludable y feliz.

Menforsan Champú